Suelo Pélvico Huelva | Suelo Pelvico
16160
page-template-default,page,page-id-16160,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-7.7,wpb-js-composer js-comp-ver-4.7.4,vc_responsive

Suelo Pelvico

Funciones y Tratamiento del suelo pélvico

 

Tratamiento del suelo pelvicoFormado por un conjunto de estructuras musculares, el suelo pélvico tiene como función primordial el sostén de los órganos pélvicos- vejiga urinaria, recto, ano, uretra y en el caso de la mujer, útero y vagina. Estos elementos, en su funcionamiento normal, mantienen la correcta posición de los órganos pélvicos, y además además posibilitan sus funciones (el parto, la micción, el coito y la defecación), mientras que controlan la continencia urinaria y fecal en reposo y a lo largo de las actividades de todos los días.

Al debilitarse uno o más de sus componentes, la mujer queda propensa a padecer multiplicidad de síntomas y molestias, como la incontinencia urinaria y la incontinencia fecal, el estreñimiento y distintas disfunciones sexuales, además del prolapso de distintos órganos pélvicos.

 

Factores de riesgo

 

Las dificultades en la incontinencia urinaria y /o fecal, tanto como las dolencias a nivel genital y el estreñimiento crónico, son bastante frecuentes en personas de sexo femenino durante la edad adulta. No obstante, además de la edad, los factores más decisivos implicados en las patologías de suelo pélvico, son: el embarazo, la multiparidad- es decir tener más de un parto- las cirugías previas, ciertas enfermedades hereditarias, el parto vaginal, la obesidad, ciertos deportes de alto impacto, entre otros.

 

Las consultas más frecuentes son por prolapso genital, incontinencia urinaria o  incontinencia fecal, ya sea por episodios aislados o en repetición. Afortunadamente, los tratamientos que se aplican en la actualidad facilitan la mejoría y en muchos casos la curación de un gran número de pacientes con síntomas leves a moderados. En ciertas pacientes, la cirugía es la opción más conveniente, pero siempre luego de un proceso de evaluación por parte de un equipo multidisciplinario de profesionales con amplia experiencia en estas patologías.

 

Por supuesto que la instancia de cirugía será no sin antes conocer la particular fisiología patológica particular de cada paciente, y se evaluarán factores de riesgo, para así llegar a optimizar los resultados terapéuticos.

 

Las pacientes con problemas del suelo pélvico consultan por la aparición de síntomas urinarios, como aumento en la frecuencia y urgencia de orinar, sensación de vaciado incompleto, que usualmente van acompañados de síntomas genitales, como dificultad en el coito, y también síntomas en lo rectal como incontinencias y estreñimiento o sensación de bloqueo o vaciado incompleto.

 

Se estima que en alrededor de la mitad de las mujeres que tuvieron al menos un parto vaginal, se detecta un descenso de la pared anterior, posterior o un descenso del útero. Sin embargo, sólo en un menor porcentaje este descenso causa síntomas. Por lo que se desprende que muchas pacientes tendrían que someterse a una operación quirúrgica por prolapso genital, incontinencia y no realizan la consulta por no presentar síntomas evidentes.

 

Las pacientes con una dolencia relacionada con el suelo pélvico deberán ser examinadas por profesionales expertos en estas patologías, y a la luz de distintas especialidades: desde cirujanos, urólogos, ginecólogos, hasta rehabilitadores y fisioterapeutas. Lo recomendado, es una evaluación exhaustiva que incluya urodinámica, manometría anal, ecografía endoanal y estudios neurofisiológicos del suelo pélvico, dado que estos padecimientos son complejos a nivel fisiopatológico y conjugan diversos factores.
Para poder brindar el tratamiento más efectivo y atinado, deben detectarse todas las anormalidades de forma y de función, y  también será necesario llevar a cabo una evaluación integral de las pacientes, antes de iniciar cualquier tipo de procedimiento médico.

We work closely with you and carry out research to understand your needs and wishes.